Caramba y zamba la cosa, que viva la astronomía.*

Originalmente publicado en Plaza Pública http://www.plazapublica.com.gt/content/caramba-y-zamba-la-cosa-que-viva-la-astronomia

La semana pasada estuve sentada en una mesa en el Cien Puertas, con los mismos colegas de siempre como muchas otras veces. La diferencia es que esta vez compartíamos la mesa con un grupo de estudiantes que celebraban la culminación del I Congreso Estudiantil de Física. Lo organizaron y ejecutaron ellos mismos, con más éxito del esperado. Es tan extraño verse reflejado, retroceder los años, recordarse a uno mismo y rejuvenecer al grupo de los “colegas”, que fueron unos compañeros, otros, profesores. En mi mente sonó: “que vivan los estudiantes, jardín de las alegrías…”.

Como nuestra población es pequeña, los no tan jóvenes nos ocupamos de los jóvenes. Parte del trabajo consiste en proteger a la especie, manteniendo a raya, a punta de estímulo, las influencias que podrían hacerlos abandonar la física. A pesar de ser una especie con pocos individuos, el peligro de extinción lo superamos hace rato. La población crece y el esfuerzo continúa. Claro, ellos están aquí porque quieren, pero motivarlos nunca está de más. Hoy resulta que nuestros chicos hacen sus propios congresos y mantienen un club de Astronomía y Astrofísica llamado Aq’ab’al.

En nuestro tiempo tuvimos eventos buenos aquí en Guatemala. Sin embargo, para los mejores, había que salir. Soñábamos que algún día eso no sería necesario. Esto me lleva de vuelta a la mesa del Cien Puertas, donde estaban dos de mis otrora compañeros, hoy colegas, que se han ido haciendo famosos por estos rumbos como profesionales de la Física y la Astronomía. Me refiero a Eduardo Rubio y Enrique Pazos. A Eduardo se le ocurrió que ya era hora de hacer realidad el sueño, dado que a estas alturas del partido tiene el prestigio que le permite gestionar una actividad de alto calibre y salirse con la suya. Enrique estuvo de acuerdo y se unió a él para organizar una cosa que bautizaron con el guatemaltequísimo nombre de GUASA – Guatemalan School of Astrophysics. ¿Qué tal?

Esta escuela traerá la próxima semana –del 9 al 14 de diciembre- a astrofísicos de talla mundial para hablar con ecuaciones en mano sobre exoplanetas. Aquí es donde comienza uno a echar mano de lo que le dijeron en la escuela primaria y piensa en que exo significa externo porque le suena a algo que aprendió sobre el esqueleto de los insectos. Pero si hablamos de planetas, ¿externos a qué?, ¿afuera de qué? Bueno, fácil, planetas girando en torno a otras estrellas que no son el Sol, planetas de otros soles, en otros sistemas lejos de nosotros. Los humanos buscamos formas de mirarlos, de comprenderlos, escarbando entre las similitudes y las diferencias que puedan tener con nuestra Tierra. Nuestros estudiantes recibirán cursos con expertos en el tema, aquí en casa. Hoy son los estudiantes de otros países quienes asistirán, en Guatemala, a uno de esos eventos que solíamos catalogar como “los mejores”. En total hay 34 becados, guatemaltecos y extranjeros. La Dra. Sara Seager y el Dr. Martin Still –descubridores de más de 500 exoplanetas-, hablarán de cómo se detectan, el Dr. Mihkel Kama hablará de cómo se forman y el Dr. David Ardila discutirá la evidencia observacional de dicha formación. La cosa será un coctel de astronomía, astrofísica, termodinámica, gravedad, matemática y otras palabrotas. Para el que esté armado con una formación razonable de física y no tenga beca para asistir, es posible pagar por el curso. Sin embargo, si usted no tiene esta formación, le cuento que estamos de fiesta con la astronomía y usted está invitado de forma gratuita.

Para empezar, se ofrecerán charlas en español para todo público: “Para conocer el Universo”, “Un recorrido por la Vía Láctea” y “¿Qué hay entre las estrellas?”, a cargo de la Dra. Silvia Torres-Peimbert; y Telescopios espaciales, por el Dr. David Ardila. La noche del viernes 13 se hará una actividad de observación llamada “Mire por un telescopio” en el atrio de ACEID y, por último, el sábado 14 habrá una actividad para niños llamada mininos**. Sí señor, ¡que viva la astronomía!

La fiesta promete tanto que hasta canción tiene y, como de otros planetas hablamos, la cosa va al ritmo de Tito Rodríguez:

los marcianos llegaron ya

y llegaron bailando ricachá,

ricachá ricachá ricachá,…

* Fragmento de la canción “Me gustan los estudiantes”, compuesta por Violeta Parra.

** Para mayor información y reservaciones llamar al Centro de Formación de la Cooperación Española (7932-3838)

Esta entrada fue publicada en Astronomía, Ciencia y Sociedad. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s