La física del “mosh” en los conciertos de rock

¿En qué se parece un concierto de heavy metal al movimiento de las partículas en un gas? Probablemente todos han escuchado de aquellos que van a moshear a un concierto. Jesse L. Silverberg y compañia, del Laboratory of Atomic and Solid State Physics de la Universidad de Cornell han utilizado la física para analizar el movimiento de la gente en pleno mosh durante un concierto de rock. Sus resultados están en el arXiv. El paper se titula Collective Motion of Moshers at Heavy Metal Concerts.

Videos filmed by attendees at heavy metal concerts [7] highlight a collective phenomenon consisting of 10−100 participants commonly referred to as a mosh pit. In mosh pits, the participants (moshers) move randomly, colliding with one another in an undirected fashion (Fig. 1(B)). Qualitatively, this phenomenon resembles the kinetics of gaseous particles, even though moshers are self-propelled agents that experience dissipative collisions.

moshpit

Vayamos ahora a la pregunta que siempre surge cuando alguien se está divirtiendo tanto con el trabajo que hace: ¿y eso para qué sirve? La respuesta está en el mismo artículo:

Further studies in this unique environment may enhance our understanding of collective motion in riots, protests, and panicked crowds, leading to new architectural safety design principles that limit the risk of injury at extreme social gatherings. […] Thus, the extreme conditions at heavy metal concerts offer new opportunities for studying a wide range of collective behaviors that arise in extreme social gatherings of large human groups.

En la parte técnica de este estudio tenemos ni más ni menos que una simulación por computadora, cuyo corazón es la solución numérica de una de las ecuaciones diferenciales más útiles de todos los tiempos: la segunda ley de Newton.

Cada moshero se modela como una partícula suave sobre la que actúan una fuerza de propulsión, una de repulsión, una de movimiento grupal y una última que entrega un poco de ruido al sistema.

Para ponerle la guinda al pastel, como buenos y verdaderos científicos, los autores del artículo ponen a disposición de todo el mundo el programa de computadora que escribieron (en Python y Javascript) para que todos los curiosos y entusiastas jueguen con él.

La lectura del artículo es más que recomendable. ¿Le queda duda a alguien de que la ciencia es calidá? 🙂

h/t: @JenLucPiquant

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Divulgación de las Ciencias, Física y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s