Sobre el investigador científico

Estaba leyendo un comentario sobre un op-ed de Steven Weinberg en el New York Times y terminé encontrando una cita a un libro de H. L. Mencken (via Why Evolution is True). La cita dice así:

The value the world sets upon motives is often grossly unjust and inaccurate. Consider, for example, two of them: mere insatiable curiosity and the desire to do good. The latter is put high above the former, and yet it is the former that moves one of the most useful men the human race has yet produced: the scientific investigator. What actually urges him on is not some brummagem idea of Service, but a boundless, almost pathological thirst to penetrate the unknown, to uncover the secret, to find out what has not been found out before. His prototype is not the liberator releasing slaves, the good Samaritan lifting up the fallen, but a dog sniffing tremendously at an infinite series of rat-holes.

En una sociedad en donde el papel de científicos, artistas e intelectuales se considera un mero adorno o un lujo, sólo nos queda enfatizar en cada oportunidad que tengamos que la realidad es otra. Nuestra sociedad parasita tecnología e identidad. En algún momento debemos tomar las riendas, empezar a producir y dejar de parasitar.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Ciencia y Sociedad y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Sobre el investigador científico

  1. Eduardo Rubio Herrera dijo:

    Muy buena reflexión Enrique. Es hora de agarrar las riendas y tratar de hacer algo por nosotros mismos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s