Un coral de 380 millones de años cuenta su historia

Recién empiezo a leer el libro “Why evolution is true” y me he encontrado con dos párrafos extraordinarios que les comparto a manera de adelanto. Tiene que ver con el método de la datación por decaimiento radioactivo, que es una técnica para averiguar la edad de las rocas y objetos antiguos. La idea se basa en el hecho de que ciertos elementos químicos tienen núcleos que son inestables o bien radioactivos. Estos núcleos pueden emitir radiación en forma de partículas cargadas y al hacerlo el átomo se transforma en un elemento diferente. Por ejemplo, el isótopo de Uranio-238 se transforma en Plomo-206, después de toda una cadena de desintegración radioactiva. De esta forma, sabiendo que tan rápido sucede el decaimiento de uranio en plomo y midiendo la cantidad de estos elementos en una roca, podemos calcular hace cuánto tiempo se formó la roca. En el caso del Uranio-238, sabemos que toma un tiempo de 700 millones de años para que la mitad de átomos de uranio se conviertan en átomos de plomo. A esta cantidad de tiempo se le llama vida media o semivida. Debido a que el proceso toma tanto tiempo, es posible determinar edades de rocas muy antiguas.

Este es el método por el cual se conoce la edad de nuestro planeta, que es de unos 4600 millones de años.

El método de datación radioactiva asume que la razón o tasa de decaimiento radioactivo ha sido constante durante todo este tiempo. De no ser así las edades de las rocas y fósiles sería incorrecta. Así que ¿cómo podemos estar seguros que el método nos está dando la información correcta?

Aquí es donde entran los dos párrafos hermosos. Sucede que John Wells de la universidad de Cornell ideó un método paralelo para determinar la edad de fósiles de coral. El método de datación radioactiva estimaba la edad del coral en unos 380 millones de años. La idea de Wells fue la siguiente: nosotros sabemos que debido a la fricción producida por la mareas, la Tierra disminuye su velocidad de rotación. Cada día dura un poquito más que el anterior. El efecto es muy pequeño, la duración del día se incrementa 2 segundos cada 100 mil años. Es decir, nada que deba preocuparnos. Con esta información podemos calcular que hace 380 millones de años el día en el planeta Tierra duraba unas 22 horas, por lo que un año tenía unos 396 días. Pues bien, sucede que los corales poseen anillos de crecimiento, de forma similar a los anillos en los troncos de los árboles. En el caso del coral, éste presenta anillos de crecimiento diario y de crecimiento anual. Es decir que si contamos cuántos anillos diarios existen en el espacio de un anillo anual, estaremos contando el número de días presentes en un año, hace 380 millones de años.

Con este método, Wells estimó que el coral vivió en una época cuando el año tenía 400 días. Es decir, un día duraba 21.9 horas, una diferencia muy pequeña con las 22 horas predichas por la datación radiométrica.

Dos métodos totalmente diferentes coinciden en darnos la misma información. Ese tipo de pruebas es lo que le da validez a la datación radiométrica y a la ciencia en general.

¿Por qué me pareció tan fascinante? Hace unos meses un amigo me mostró un artículo en internet en donde decían que la actividad solar influía en el decaimiento radioactivo de ciertos elementos. El artículo era muy general, sin muchos detalles o evidencia. Sin embargo, después de una verificación como la que hizo Wells, no me queda mucho lugar para dudar la validez de la datación radiométrica.


Foto: Florida Keys National Marine Sanctuary

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Biología, Divulgación de las Ciencias, Física y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Un coral de 380 millones de años cuenta su historia

  1. Pingback: El recuento y el pronóstico « GuateCiencia

  2. Pingback: Anónimo

  3. ESTUARDO dijo:

    Interesante la dataciòn de los corales por èste mètodo, similar a los anillos que se forman en el tronco de los àrboles cada año. Los cièntificos han encontrado que la acidez en el mar ha aumentado y produce descalcificaciòn de los corales lo cual pone en riesgo la vida marina.

  4. Pingback: BlogESfera.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s